Redgrave, historiako kirolaririk onena / Redgrave, mejor deportista de la historia.

 

Historiak eman duen kirolaririk onena izan da askorentzat. Britain Handian, Sidney-2000 Joku Olinpikoetan Steve Redgravek egin zuen balentria, historiak izan duen kirol gertakizun handiena zela esan zuten. Los Angeles-1984 JJOOetan laukoan lortu zuen bere lehenengo urrezko domina, eta Sidney-2000n bosgarrena, berriro lemazain gabeko laukoan. Bien bitartean, Seul-88, Barcelona-92 eta Atlanta-96 Olinpiadetan, beste hiru urrezko dominak irabazi zituen, hiruetan ere lemazain gabeko bikoan.

Michael Jordan, Carl Lewis, Miguel Indurain eta horrelako izar handiekin parekatzeko moduko atleta dela esatea ez dut uste gehiegi esatea denik. Kirol lorpen aparta izateaz aparte, Redgrave pertsonalki ere gizasemea jatorra dela erakutsi duelako, kirol lorpen izugarri harengatik, Britain Handiko erreginak Sir titulua eman zion. Bost urrezko domina, bost Joku Olinpiadetan ez ditu ia beste inork irabazi. Baina, arraunketak eskatzen duen esfortzu, sakrifio eta erabateko dedikazioa, mailan gorenean guztiak ere, hamasei urtetan horretan jarraitzea, paregabeko meritua eman zion Sidneyko balentria hari. Berezko dohain fisiko bikainak izanda ere (1,95 metro eta 100 kiloren bueltan), bere karrerako azken urteetan diabetesari aurre egin behar izan zion, eta entrenamenduak txertoekin batera egin behar izan zituen.

redgrave34-

Muchos pensamos que Steve Redgrave ha sido el mejor deportista de la historia. En Gran Bretaña, la hazaña de Michael Redgrave de lograr su quinta medalla de oro olímpica en cinco Juegos, fue considerada como el más importante momento deportivo de la historia. En los Juegos Olímpicos de Los Angeles-1984 ganó su primera medalla de oro en cuatro sin timonel, y en Sidney-2000 la quinta, también en esa modalidad. Entre ambos, en Seul-88, Barcelona-92 y Atlanta-96, consiguió otros tres galardones olímpicos, todos ellos tripulando un dos sin timonel.

No creo que sea excesivo decir que Steve Redgrave se puede nombrar al lado de grandes mitoscomo Michael Jordan, Carl Lewis o Miguel Indurain. Además de haber logrado la excelencia deportiva, Redgrave también merece ese lugar por la gran humanidad que ha demostrado en su vida. Por ello y su gran logro de ser quintuple campeón olímpico, la reina de Gran Bretaña lo nombró Sir, caballero de la Orden británica. Tan dificil récord, en una disciplina que exige tal esfuerzo y sacrificio, manteniendose en la élite durante 16 años, le dió, sin duda, un mérito especial a su victoria de Sidney. Aun teniendo unas cualidades físicas excelentes (1,95 metros, y alrededor de 100 kilos), tuvo que hacer frente a la enfermedad de la diabetes, y compaginar los entrenamientos con el tratamiento médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.